Hoy conoceremos las propiedades de la naranja, una de las frutas más extendidas y conocidas en el mundo por su alto contenido vitamínico y sus numerosos beneficios para la salud.

La historia de la naranja es tan exótica como ella misma, aunque se la relaciona con los países del mediterráneo al ser producida mayormente en Grecia, Italia, Marruecos y España, son originarias del Sudeste asiático donde su cultivo se extendió por todo Oriente. 

Mucho más que Vitamina C 

La naranja es ampliamente conocida por ser una de las fuentes más ricas de Vitamina C que existen. Solo 100 gramos de naranja al día proporcionan cerca del 90% de la necesidad diaria de esta vitamina. 

Pero la vitamina C no es el único componente valioso de este alimento natural, también contiene fibra, potasio, flavonoides, vitaminas del grupo A y B como tiamina y ácido fólico, además de otros minerales. 

  • Vitaminas: el principal atractivo de las naranjas es su gran aporte vitamínico. A la Vitamina C, esencial para la resistencia a las infecciones, se le unen carotenoides como la criptoxantina, luteína, el betacaroteno, ácido fólico y la zeaxantina. 
  • Fibra: la naranja también ofrece una abundante cantidad de fibra soluble e insoluble, importantes para la digestión y la saciedad. 
  • Flavonoides y fotoquímicos: otra de las propiedades valiosas de la naranja. Estos compuestos no nutricionales aportan la poderosa acción antioxidante de las naranjas.
  • Minerales: la naranja posee cantidades moderadas de potasio, fósforo, magnesio y calcio. 
  • Limonoides: son sustancias no nutricionales responsables del característico aroma de las naranjas y a las que se le atribuyen propiedades anticancerígenas. 

 

Gracias a todas las propiedades que mencionamos, la naranja ofrece una interesante colección de beneficios para la salud:

1. Refuerza el organismo

Las naranjas son antigripales naturales y previenen las infecciones de origen bacteriano y vírico, por lo que son excelentes para las personas propensas a sufrir gripe, catarros o alergias respiratorias. 

2. Mantiene los huesos sanos 

Gracias a su alto contenido de vitamina C y minerales como fósforo, magnesio y calcio, son esenciales para proteger los huesos y los dientes. 

Son muy recomendadas para personas que presenten osteoporosis, artritis reumatoide, artrosis y raquitismo 

3. Combate la anemia 

El consumo de naranjas es ideal para las personas anémicas y las mujeres que presentan una menstruación abundante, ya que la vitamina C ayuda al organismo a absorber el hierro de otros alimentos. 

4. Controla el colesterol 

La pectina, una fibra soluble presente en la naranja, trabaja en las paredes intestinales del organismo y reduce el colesterol LDL mejor que muchos fármacos sin los efectos secundarios de estos, además de controlar el azúcar en la sangre. 

 

Como consumir las naranjas 

Sabiendo todo esto, solo faltan un par de consejos relacionados con el consumo de la naranja. En este sentido, es ideal comerla cuando está fresca y en estado sólido para aprovechar al máximo todas sus propiedades.

Cuando se cocina o se convierte en zumo, se pierden parte de sus propiedades en el proceso. 

Aun así, beber zumo de naranja aporta gran parte de la necesidad diaria de vitamina C, pero solo si se toma inmediatamente después de ser elaborado para evitar la pérdida de sus propiedades nutritivas. 

 

El contenido de este artículo, es de tipo informativo y ha sido consultado con fuentes médicas. Recuerde que cualquier consejo de salud, siempre debe ser brindado por un médico.