¿Qué es la vitamina A?

 

Es una vitamina liposoluble que cuenta con muchas propiedades y beneficios para el organismo. 

 

La vitamina A favorece la formación de tejidos blandos, huesos y dientes, es beneficiosa para el buen mantenimiento de la vista, por ese motivo también se denomina como retinol ya que es una forma activa de la propia vitamina, es muy positiva para el sistema inmunológico y también tiene antioxidantes.

 

Fuentes vegetales:

 

  • Brócoli
  • Zanahoria
  • Col
  • Lechuga
  • Mango
  • Melón
  • Calabaza
  • Espinacas
  • Tomates

 

 

 

 

Una alternativa para quienes no tienen acceso a alimentos ricos en vitamina A son los suplementos creados en laboratorios y que pueden ser adquiridos en farmacias o establecimientos autorizados.

 

Se calcula que existe una deficiencia de vitamina A en un 30% de la población menor de 5 años. La falta de esta vitamina puede ocasionar problemas de visión especialmente entre los menores en caso de que esta falencia sea prolongada.

 

La dosis recomendada diaria es de:

 

  • 900 microgramos (mcg) para hombres adultos.
  • 700 microgramos (mcg) para mujeres adultas.

 

Para disponer de la dosis diaria recomendada es importante llevar una dieta equilibrada, puede ser nocivo para la salud tanto el déficit como el exceso de cualquier vitamina o mineral. Lo más recomendable es que la ingesta diaria de alimentos sea balanceada y completa.

 

Otra recomendación es consultar con profesionales de la salud o expertos en nutrición para recibir asesoramiento e información que ayude a mantener una dieta sana, equilibrada y beneficiosa para el organismo.

 

Es muy importante consultar a un médico antes de iniciar cualquier dieta o en caso de detectar algunos síntomas anormales en el organismo por muy leves que sean, la falta de vitamina A puede manifestarse de forma prematura con problemas de visión nocturna.

 

Una dieta equilibrada debe basarse  principalmente en la ingesta adecuada de legumbres, cereales, fruta y verdura.

 

Las legumbres aportan la mayor parte de aminoácidos esenciales, que en combinación del arroz y la vitamina C proporcionan muchos beneficios para la salud.

 

Los cereales son una gran fuente de hidratos de carbono, proteínas, minerales y vitaminas. 

 

Las frutas y verduras aportan gran cantidad de vitaminas.

 

Una dieta compensada garantiza los niveles de vitamina A óptimos, expertos en nutrición recomiendan que el mayor porcentaje de la ingesta de alimentos sean legumbres, cereales fruta y verdura. Ya es una evidencia científica que para llevar una vida sana es necesario aumentar la ingesta de alimentos de origen vegetal y disminuir o eliminar los alimentos de origen animal.

 

Diferentes estudios demuestran que la alimentación basada en productos de origen animal pueden aumentar el riesgo de enfermedades tales como el cáncer de colon y estómago. Multitud de médicos desaconsejan la carne, especialmente la carne denominada roja.

 

En las primeras décadas del siglo XX sólo los más pudientes se alimentaban principalmente de productos de origen animal, el resto de la población llevaba una dieta basada en alimentos procedentes del campo, legumbres, cereales, frutas y verduras.

 

Estudios comparativos ponen de manifiesto que cuanta más carne se come más riesgo hay de padecer problemas de salud como la diabetes, el cáncer, problemas originados por el colesterol, enfermedades coronarias y problemas de sobrepeso.

 

Otro dato importante es que aunque está prohibido en muchos países se inyecta al ganado hormonas de crecimiento, esto es una tónica habitual para mejorar y adelantar la fase de crecimiento y engorde del animal, esto es muy perjudicial para el ser humano, hemos conocido casos de deportista de élite que han dado positivo en pruebas antidoping a causa de las malas prácticas de algunos ganaderos, el ciclista Alberto Contador es un ejemplo de ello, atribuyó su positivo a la carne.

 

Aunque los ganaderos lo niegan es conocido que algunos utilizan técnicas de engorde ilegales para acortar el proceso de cría y sacrificio de los animales para ganar más dinero en menos tiempo a costa de la salud de los humanos.